TomorrowLand 2017. Seguridad y Prevención

La noche del 29 de julio de 2017, el festival de música electrónica #Tomorrowland2017, que se celebraba por primera vez en Barcelona, sufrió el incendio de su escenario, cuyas causas están aún por determinar y tiempo habrá de esclarecer las responsabilidades si las hubiere.

Lo que sí es evidente, es la evacuación de más de 20.000 personas, sin heridos de consideración, ni escenas de pánico, más bien todo lo contrario; los espectadores salían de forma ordenada del recinto, sin olvidar el momento selfie, tras lo cual comenzaron las críticas en numerosas redes sociales y como no, los “memes” típicos.

Pero lo cierto que es que la gestión de esta emergencia en concreto, ha impedido que se produjeran víctimas mortales, lo que nos hace reflexionar sobre la obligación de contar, no solo con un PAU convenientemente redactado o un Plan de Seguridad (para aforos inferiores), sino con la presencia de un Responsable de Seguridad y Emergencias, cuya figura debería ser obligatoria en cualquier evento de esta magnitud.

Sé que muchos dirán que esa responsabilidad ya la asumen personas concretas dentro de la organización del evento, pero lo cierto es que no todo el mundo está preparado para actuar rápida y eficazmente ante una situación de emergencia, máxime cuando la vida de miles de personas dependen de uno y para muestra lo ocurrido en el Madrid Arena, donde con solo leer el relato de los hechos de la propia sentencia 488/2016 (Sección 7 Aud. Prov. Madrid), se demuestra que en los momentos clave, la responsabilidad, al igual que el sentido común, es el menos común de los sentidos.

Los titulares de estas actividades deben reflexionar sobre las medidas se seguridad y prevención que tienen que aplicarse en eventos públicos de esta magnitud, que recordemos, está obligado por el RD 393/2007 (ANEXO I. Catálogo de actividades) a un Plan de Autoprotección (PAU) en función del aforo previsto, pero es más, en su artículo 4.1.a especifica claramente “Su elaboración, implantación, mantenimiento y revisión es responsabilidad del titular de la actividad”.

Es evidente que un promotor, con el trabajo que supone organizar este tipo de actividades, no tiene la capacidad para analizar los riesgos de su evento y mucho menos ejercer las labores de dirección ante una emergencia parcial o total, por ello la presencia de un profesional con capacidades de prevención, análisis de riesgos y gestión de emergencias es un recurso humano esencial; al mismo nivel que los técnicos de sonido o iluminación.

Mucho se ha debatido sobre qué profesional es el más cualificado (El Técnico Competente dentro de la Norma Básica de Autoprotección I, II y III), pero lo cierto es que a la hora de la verdad se necesitan ciertas dotes de mando y control que no todos traen de fábrica.

Volviendo al suceso del “TomorrowLand 2017”, es evidente que dentro del PAU ya se contaba con un procedimiento a seguir en caso de Evacuación, tal y como demuestran las imágenes proyectadas mientras se extendía el fuego por el lateral del escenario, algo que puede parecer obvio, pero que no se aplicaba en la práctica totalidad de los conciertos que se celebraban en España antes de 2012. Cuestión aparte sería la actuación de la propia productora, en lo que respecta a su dilatada respuesta, que también podría haber previsto un comunicado para que se divulgara rápidamente por las redes sociales, solo es necesario un mensaje simple: “La Productora X lamenta lo sucedido y en breve responderemos todas las dudas que hayan podido surgir. Muchas gracias por su comprensión”. Se trata simplemente de no guardar silencio, evitando así un daño de imagen, a veces difícil de contener o reparar.

79259-tomorrowland2017
TomorrowLand 2017 (fuente: antena3 TV)

Con lo reciente de este caso, me atrevo a aventurar que este evento no será recordado por el número de víctimas, más bien será una anécdota de quienes estuvieron allí, grabando y fotografiando con sus móviles el suceso mientras evacuaban tranquilamente la zona de espectadores, lo cual no impedirá que el próximo año el TomorrowLand se repìta, algo que no sería así de no haber contado con profesionales de la seguridad.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: