Visteme despacio, que tengo prisa.

Al igual que cualquier otro profesional, todos procuran hacer bien su trabajo, en especial aquellos que nos dedicamos a la Seguridad y las Emergencias, cuya principal misión es prevenir la materialización de los riesgos que día a día nos rodean.

Este trabajo a diferencia de otros no es visible o palpable y por tanto resulta muy difícil compartir la subjetividad de los riesgos con otra persona cuyos intereses son divergentes, sobre todo cuando aplicamos la técnica de la avestruz. Sigue leyendo “Visteme despacio, que tengo prisa.”

Nuevos retos en materia de Seguridad y Emergencias

Los acontecimientos ocurridos en países Árabes que abren a este año 2011, tal vez sean la justificación perfecta para todas esas teorías o profecías sobre el fin del mundo entorno al 2012. Estas podrán ser tan variopintas como enigmáticas, aunque tal vez no todo sea inverosímil y existan ciertos aspectos admisibles.

Dejando a un lado estas suposiciones -manda la cordura y se evita el catastrofismo- los acontecimientos de principios del siglo XXI han originado políticas de prevención aplicadas por las grandes potencias mundiales, que no son sino una limitación a la libre evolución de los pueblos árabes, empujados por las nuevas generaciones, cuya represión y contención ha estado amparada y protegida por Europa y Estados Unidos en un afán por contener el auge islamista.

Ahora que Túnez, Egipto han caído, Bahréin, Yemen y Libia se posicionan como las próximas víctimas de esta ola anti-represiva. La grieta fronteriza deja una puerta abierta; la emigración de ciudadanos procedentes de estos países, no solo como emigrantes, sino como refugiados políticos, ha puesto en jaque a la Unión Europea, que como de costumbre y con su lentitud burocrática, no reaccionará a tiempo. Sigue leyendo “Nuevos retos en materia de Seguridad y Emergencias”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: