Nuevos retos en materia de Seguridad y Emergencias

Los acontecimientos ocurridos en países Árabes que abren a este año 2011, tal vez sean la justificación perfecta para todas esas teorías o profecías sobre el fin del mundo entorno al 2012. Estas podrán ser tan variopintas como enigmáticas, aunque tal vez no todo sea inverosímil y existan ciertos aspectos admisibles.

Dejando a un lado estas suposiciones -manda la cordura y se evita el catastrofismo- los acontecimientos de principios del siglo XXI han originado políticas de prevención aplicadas por las grandes potencias mundiales, que no son sino una limitación a la libre evolución de los pueblos árabes, empujados por las nuevas generaciones, cuya represión y contención ha estado amparada y protegida por Europa y Estados Unidos en un afán por contener el auge islamista.

Ahora que Túnez, Egipto han caído, Bahréin, Yemen y Libia se posicionan como las próximas víctimas de esta ola anti-represiva. La grieta fronteriza deja una puerta abierta; la emigración de ciudadanos procedentes de estos países, no solo como emigrantes, sino como refugiados políticos, ha puesto en jaque a la Unión Europea, que como de costumbre y con su lentitud burocrática, no reaccionará a tiempo.

Previsión

La implicación de estos países y su relación con diferentes sectores llevará a un desequilibrio en los mercados del Petróleo y el Gas -que nadie piense que el crudo bajará, si no lo hizo con la caída de Saddam Hussein, menos lo hará ahora sin Gadafi-. El Sector productivo tampoco se salvaría; la necesidad de proteger a estos países pasa por ofrecerles nuevos mercados donde ofertar sus productos y por tanto aumentar la oferta. Por ser más objetivo: tendremos que ceder, en su favor, nuestra cuota de mercado.

Échense a temblar los agricultores europeos, españoles y como no los canarios. Ni los 300.000 visitantes desviados conseguirán aplacar la que se nos viene encima con la entrada de cítricos egipcios, aceites tunecinos, o  más tomates marroquíes dentro de los mercados europeos.

Pero esto es solo el principio, el mañana nos traerá más inestabilidad, más inseguridad, tanto personal, como material. Los próximos diez años marcarán una prueba fundamental, que nos permitirá afirmar si las bases que conforman la convivencia entre diferentes culturas, serán o no una realidad. Tal vez con suerte convivamos en paz, pero hasta ese día el miedo nos seguirá dominando.

Y ese miedo traerá consigo una nueva visión en materia de Seguridad, serán necesarios nuevos análisis de situación y riesgo, que conformen y adecuen la inestabilidad social real a un ámbito concreto. En Canarias hemos vivido muchas veces los toros desde la barrera; el terrorismo vasco quedaba muy lejos, la últimas guerras las veíamos por televisión y las crisis mundiales nos tocaban, sí, pero indirectamente.

Hoy a nuestros turistas les ofrecemos un marco de paz, tranquilidad y diversión, pero ahora se nos presenta una nueva necesidad, la obligación de ampliar los modelos obsoletos de seguridad tanto pública como privada.

Una seguridad que no se base en políticas represivas, en recorte de derechos, en hacer enormes inversiones en sistemas de vigilancia, puesto que la crisis actual no nos lo permitiría. Es por tanto, la hora de aplicar sistemas que se fundamenten en la eficiencia y no solo en la eficacia. Debemos introducir un elemento nuevo que permita una gestión real de las demandas y exigencias que se nos presenten, y con capacidad en el manejo y redistribución directa de los recursos.

Ahora es el momento de mirar un poco más lejos, en prever cómo nos afectarán estos acontecimientos, y que podemos hacer hoy para reducir nuestra vulnerabilidad. Si tuviera que elegir al sector más vulnerable, yo apostaría por el sector turístico y más concretamente el de Canarias, cuyas políticas de seguridad pasan simplemente por contratar los servicios de empresas privadas, en un derroche de confianza permanente que no es más que un gasto incontrolado en manos de quien no conoce en profundidad los secretos y entresijos de la gestión eficiente en materia de Seguridad y Emergencias.

Solución

Tal vez no exista, pero todos sabemos, o al menos deberíamos saber, que la seguridad total no existe, aunque sí podemos reducir los efectos de su inseguridad, reduciendo nuestras vulnerabilidades y mitigando los efectos que se nos puedan presentar.

Si echamos un vistazo a la normativa actual española, más nos vale quedarnos sin lágrimas antes de comenzar su estudio, porque la realidad nos desvelará que la reglamentación referida a esta materia es tan precaria y ambigua que lo soporta todo, como el papel mojado.

Un asesoramiento adecuado parece ser la solución perfecta, aunque no definitiva, de atajar esta inestabilidad. Los Hoteles, Cadenas y Centros Comerciales, Productores de conciertos multitudinarios y Administraciones Públicas, tienen en su haber una herramienta que les servirá para poner en práctica nuevas visiones y conceptos que hoy en día no se están aplicando.

Solo la experiencia y el conocimiento empírico que se imparten en algunas titulaciones universitarias permitirán poder asumir estos retos que se les presentan, y no hay que irse muy lejos. Este año los ciudadanos de Canarias podrán ver cómo se gradúan los primeros titulados universitarios en materia de Seguridad y Emergencias, convirtiéndose así en una herramienta al servicio de los clientes y no de las empresas.

Solo espero que esta nueva visión vaya acompañada por una normativa acorde a los nuevos tiempos; que promuevan la aplicación de nuevas ideologías preventivas, o que en su defecto hagan ver su necesidad como apuesta de futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: